Consejos para comprar On-line:

Aunque en España no se ha impuesto todavía (el modo de vida español prefiere el trato humano a la hora de comprar), la opción de compra on-line toma fuerza como una alternativa útil. Sin embargo, si hay algo que nos “echa para atrás” a la hora de utilizar este camino, es el desconocimiento que se tiene de sus características.

En este sentido, desde esta página web trataré de arrojar un poco de luz al respecto, enunciando una serie de características importantes a tener en cuenta en este modo de comercio:

1º) Tenemos que asegurarnos que la página es segura:

Lógicamente, pues vamos a dar información privada como números de cuenta. La información introducida por el cliente se codifica de manera que se transporte por la red de forma segura. Esta información sólo podrá ser decodificada por personal autorizado, aunque la realidad nos dice que esto no siempre es así.

Los lugares seguros se distinguen del resto de la siguiente forma:

2º) Política de Privacidad y Seguridad:

Si el lugar donde vamos a realizar nuestras compras es fiable, en algún lugar debe mostrar información sobre las transacciones que realiza, o lo que es lo mismo, conocer el destino y las utilidades que a los datos de los clientes se le van a dar.

Lo más probable es que esta información venga en un apartado de nombre “Privacy Policy”. Es aconsejable que leamos detenidamente este apartado antes de realizar ninguna compra, ya que puede que tras leerlo descubramos que nuestros datos serán vendidos a terceras personas, o que tras la compra recibamos una lluvia de correo publicitario o spam.

Una cosa es segura: Como cliente de la empresa, tenemos entero derecho a saber cómo la empresa obtuvo nuestros datos y qué uso hace de los mismos.

Otros apartados de interés son “Policy Notice” o “Security Policy”, lugares donde encontrará la política de la empresa. Es importante prestar atención a la política puesto que la empresa nos puede asegurar que nuestros datos están a salvo, pero lo cierto es que la política puede cambiar. Es posible que la empresa se declare en bancarrota y venda su información, o que sea adquirida por otra empresa que opere con otras reglas.

3º) El medio más seguro para comprar on-line es mediante tarjeta de crédito:

Es aconsejable utilizar una única tarjeta para realizar compras por la red, de este modo resultará mucho más fácil rastrear cualquier transacción sospechosa.

La opción del pago con cheques no es la más acertada ya que el cliente queda más expuesto al fraude bancario.

4º) Introducir sólo los datos necesarios:

Cuando sea preciso introducir datos personales en algún tipo de formulario, es aconsejable dar sólo la información estrictamente necesaria. La mayoría de los lugares de venta on-line señalan los campos que deben ser obligatoriamente rellenados con un asterisco (*), y luego hacen otro tipo de preguntas con fines comerciales. Lo aconsejable es que si observa que le obligan a rellenar algo que bajo su punto de vista no debería rellenar, acuda a otro lugar de venta on-line.

5º) Nunca utilizar contraseñas intuitivas:

Los lugares de venta on-line fiables requerirán que se dé de alta para así pasar a formar parte de su base de datos de clientes. En el transcurso de este proceso será necesario que introduzca un nombre de usuario y una contraseña. Nunca utilice contraseñas intuitivas como pueden ser fechas de nacimiento, números de seguridad social ni cosas por el estilo. Lo más apropiado son contraseñas de 8 caracteres alfanuméricos (números y letras).

6º) Imprima sus transacciones en papel para que quede constancia:

Tras efectuar una compra on-line le aparecerá una página que resume la transacción efectuada. Es aconsejable que imprima está página y la posea por lo menos hasta que finalice el periodo de garantia del producto.

7º) No hay que olvidar el proceso de entrega por correo:

En algún lugar debe especificar la forma entrega, y de no encontrarlo debería preguntar previamente por e-mail al servicio de atención al cliente. Dudas sobre los gastos de envío, diferentes opciones de entrega o seguro del producto no pueden quedar sin respuesta.

8º) Que no recibamos el producto:

También es posible que el producto no llegue a su destino en condiciones óptimas y no estemos satisfechos con él. En tal caso, ¿nos devolverán el dinero? Es muy importante que nos adelantemos a este tipo de situaciones y averigüemos a ciencia cierta si existe la posibilidad de reembolso en caso de desperfectos en el producto, o incluso la posibilidad de cancelar el pedido en caso de que nos lo hayamos pensado dos veces.

9º) Utilice el sentido común:

Por último, el consejo más útil de todos: Utilice su sentido común o intuición. Si observa algo sospechoso, no dude en cambiar de lugar. Cuando me refiero a sospechoso quiero decir algo como excesivas faltas de ortografía y gramaticales, productos a unos precios increíblemente bajos (desconfíe de las gangas), no contestan a las llamadas, no se observa ninguna dirección física, etc.

En definitiva, la compra on-line es una buena alternativa a la compra habitual en comercios, incluso podemos encontrar precios más económicos si buscamos bien (lógicamente ya que se evitan los gastos de una tienda: Vendedores, local, muebles, etc). Realmente lo aconsejable es usarlo en casos determinados, como búsqueda de productos difíciles de encontrar de otro modo, pero no en un uso común; aunque evidentemente esto queda al libre albedrío de cada uno.

 

Imprimir
Hacer Página de Inicio
Volver al Indice