Compatibilidad de Programas con Windows XP:

Cuando se instala el Sistema Operativo Windows XP, puede que algunos de los programas o de los elementos de hardware (aparatos como por ejemplo el módem), que usábamos con el anterior sistema operativo no funcionen correctamente. A continuación mostraremos como solventar esta situación.

Tanto a través de Internet como desde el propio CD de instalación, e incluso, desde el propio ordenador una vez instalado Windows XP, se accede a distintas utilidades que chequean todos los componentes y diagnostican si pueden dar problemas o no y cuáles serían las mejores soluciones.

1º) Actualizaciones por Internet:

Lo primero siempre es conectarse a Internet y comprobar si existen actualizaciones de los distintos programas desde las páginas web de los fabricantes. También conviene visitar la página de actualizaciones de Microsoft y ponerse al día de las últimas actualizaciones. Esto último lo hacemos en Internet Explorer a través de: Herramientas-> Windows Update.

Por regla general, basta con descargarse una pequeña actualización (parche) específico para XP y se suele solucionar el problema.

En el peor de los casos, puede ocurrir que una versión nueva del programa, compatible con XP, le obligue a desinstalar la versión anterior antes de instalar la nueva.

2º) Uso del Asistente:

Si una vez instalado Windows XP (Home o Professional) y haber realizado los pasos anteriores, algún programa de los que ya teníamos instalados sigue sin funcionar, existe la posibilidad de ejecutarlo en la otra versión de Windows para el que fue originalmente diseñado. El propio Sistema Operativo incorpora un asistente que le guía paso a paso a la hora de hacer pruebas con distintas configuraciones.

Para abrir el asistente, hay que ir al menú Inicio-> Todos los programas-> Accesorios-> Asistente para la compatibilidad de programas. Se abrirá la primera pantalla del asistente en la que advierte que no lo utilice para la detección de virus, copias de seguridad o para programas que pertenecen a sistemas operativos más antiguos.

Una vez aquí hay 3 maneras de localizar el programa que vamos a poner a prueba:

  1. Eligiéndolo de una lista que el asistente le mostrará.
  2. Desde el CD que tenga puesto en la unidad lectora.
  3. O buscándolo directamente dentro del directorio de programas del ordenador.

Una vez localizado, en la siguiente pantalla, tendrá que indicar cuál era el sistema operativo recomendado para que el programa funcionase. O, en qué sistema operativo, anterior a Windows XP, funcionaba correctamente.

El siguiente paso se refiere a la configuración de la pantalla, no del programa. Algunas aplicaciones necesitan verse con un número definido de colores y una resolución específica para funcionar correctamente. Es, por ejemplo, el caso de los juegos de ordenador.

A continuación, el asistente probará la nueva configuración y abrirá el programa elegido. Si funciona correctamente, podrá guardar la configuración que ha creado y se aplicará siempre que abra el programa. Si no funciona, puede volver atrás y probar con una configuración nueva hasta que tenga éxito.

Cuando acabe, se le solicitará su permiso para enviar toda la información de la nueva configuración de compatibilidad del programa a Microsoft. Ya que así "ayudará a mejorar la compatibilidad de programas", dice textualmente. La opción de enviarla o no por Internet es de su libre elección y en cualquier caso, siempre podrá ver los archivos antes de enviarlos. Y no influye para nada el no enviarlos.

3º) Uso de un Atajo:

Aunque lo más recomendable es utilizar el asistente anterior, hay una forma más directa de acceder al menú de compatibilidad.

Localice el programa en su ubicación dentro del disco duro que generalmente estará en: Mi PC-> Disco local (C:)-> Archivos de programas. Busque la carpeta que lo contiene (suele llevar un nombre muy parecido) y ábrala.

Ordene el contenido de esa carpeta por Tipo (Ver-> Organizar iconos-> Tipo), o simplemente haciendo clic en el título Tipo de su columna correspondiente. Busque aquellos archivos correspondientes a Aplicaciones y seleccione el del ejecutable del programa (es decir el que sea .exe).

A continuación, haga clic con el botón derecho del ratón y escoja Propiedades. En la nueva ventana elija Compatibilidad y ajuste los valores del Sistema Operativo en el primer menú desplegable y, ajuste los valores de la Pantalla en el de abajo.

 

Imprimir
Hacer Página de Inicio
Volver al Indice