Guardar o imprimir solo el texto de una Página Web:

Hay veces que nos interesa solamente el texto de una página web, y no queremos guardar o imprimir las imágenes que acompañan a ese texto. A continuación indicaré algunas sugerencias para realizarlo.

Cuando queremos guardar una página web, el camino a seguir es Archivo-> Guardar como. Pero la opción preconfigurada en los navegadores guardará también las imágenes y otros elementos (ya que en la opción de formato suele aparecer "Guardar como Página Web completa"). Esto provoca que las imágenes y los otros ficheros se guarden en una carpeta separada.

1º) Borrar esa carpeta:

Así que una primera forma para guardar sólo el texto de una web, es borrar esa carpeta, si queremos conservar solo la página sin los otros ficheros.

2º) Guardar el documento en formato TXT:

Otro caso. Muchos navegadores incluyen la opción de guardar el documento en formato TXT, a la hora de elegir el formato de archivo como lo queremos guardar, guardándolo como un archivo de texto simple. Solo hay que elegir ese formato y pulsar en Aceptar. Pero así no solo evitamos que se guarden las imágenes y otros elementos, sino que perdemos el formato del texto.

Además, en algunos navegadores esta opción de guardar con formato TXT no funciona debidamente, y lo que hace es exactamente lo mismo que si hubiéramos elegido guardar en formato HTML: Se guarda como página web, solo que no se guardan las imágenes ni otros elementos. En realidad esto (guardar como HTML, y no como "página web completa") puede ser otra alternativa interesante a considerar porque cumple el objetivo de guardar solo el texto, y así sí se guarda perfectamente formateado.

3º) Utilizando un Procesador de Textos:

Si disponemos de un buen programa de tratamiento de textos (como el Word) todavía podemos probar otras 2 alternativas:

1º) Copiar al Procesador el contenido de la Página que tenemos en el Navegador:

La primera consiste en copiar al procesador el contenido de la página que tenemos en el navegador. En el navegador usaremos el menú Edición-> Seleccionar todo, y luego Edición-> Copiar. A continuación nos vamos al procesador de textos y en ella usaremos el menú Edición-> Pegar. Dependiendo de los programas concretos que estemos utilizando, puede que las imágenes aparezcan o no aparezcan, o puede que aparezcan de una forma distinta a la que esperábamos; ya que los programas de tratamiento de texto, puede que no nos presenten la página de la misma forma que lo hace el navegador, porque no están diseñados para presentar contenidos web. En el editor, también podemos ensayar la opción Edición-> Pegado especial, que seguramente nos ofrecerá opciones de pegado alternativas.

2º) Abrir la Página Web directamente en el Procesador:

Los más modernos programas de edición de texto, también nos permiten abrir directamente la página, sin tener que andar copiando y pegando (e incluso sin tener navegador). Basta con usar el menú Archivo-> Abrir, y especificar la dirección de Internet. Así veremos que el documento presenta (más o menos) el contenido de la página indicada. Y ahí podremos hacer las modificaciones que queramos (seleccionar las imágenes y suprimirlas, modificar el formato del texto, etc.). Y luego podremos guardar el documento con esas modificaciones. Hay que tener en cuenta algunos detalles, porque los procesadores no están concebidos para algunas de estas maniobras. Por ejemplo, usando Word97 es imprescindible especificar el fichero que corresponde con la página, y el intento fracasará si escribimos solo la identificación del servidor y/o la carpeta.

 

Imprimir
Hacer Página de Inicio
Volver al Indice